EL PENALTI
EL PENALTI

SERGIO PÉREZ

Y TÚ, ¿PITAS A PIQUÉ? ENHORABUENA.

Si la respuesta es negativa: enhorabuena, te puedes considerar una persona normal. Si, en cambio, tu contestación tiene un matiz afirmativo: enhorabuena también, ya cumples uno de los requisitos mínimos exigidos para cobrar una pensión por discapacidad. Quieres demostrar al vasto planeta Tierra que eres el humano más patriota de la historia, que eres el españolito número 1 en el ranking y aún te sobra sangre heredada del Cid Campeador para dar lecciones al resto de pobres mortales de cómo ser más ibérico que el jamón, pero lo único que demuestras es que no te gusta el fútbol y que no sabes dejar de lado tus límpidos colores cuando el equipo que juega es ese que tiene un estrella gobernando sobre el escudo. Sí, esa que celebraste tanto en 2010 y que empalmaste con la conquista de la Eurocopa de 2012. Quizás nunca te contaron que Gerardo (como te gusta traducir a tu lengua pura y gloriosa ese nombre que exhala hedor a catalanismo) fue junto a Casillas el único que disputó todos y cada uno de los minutos en ambas competiciones.
Supongo que es un tío que carece de compromiso cada vez que se enfunda el rojo de tu inmaculada y casta nación y que muestra síntomas irrefutables de que quiere atentar contra la nación española, el rey y la tumba de los Reyes Católicos con su actitud pasota y provocadora cada minuto que pasa sobre el terreno de juego.
La verdad es que hay que reconocer que el impuro de Gerardo sabe ocultar muy bien sus sentimientos repulsivos hacia España cada vez que, al terminar un encuentro de la selección, salta al pasto junto con su hijo, ataviado con la elástica nacional, y comienza a jugar con él ante los ojos de las cámaras, para que la prensa pique en su anzuelo y poder enmascarar así sus verdaderas intenciones. Una obra maestra perfectamente ejecutada gracias a los años de adiestramiento bajo la supervisión del cuerpo de adiestramiento de espías catalanes.
Vivimos en un país en el que, bajo la mentalidad colectiva, pitar el himno debería estar penado con dieciocho meses de trabajos forzados y seis años de estancia en un gulag, pero está muy bien visto abuchear a un pilar fundamental de tu selección cada vez que toca el balón, porque se lo merece. Todos sus compañeros de profesión e incluso personalidades ajenas al mundo del balón le defienden y se ponen de su lado, pero bajo tu criterio divino él se lo merece y debería ser fustigado por el mísmisimo Rey de España justo después de cada partido.
La realidad es que nos quejamos de que en nuestro país el sentimiento de identidad está a años de luz del de otras naciones vecinas, pero a los ojos del mundo entero silbamos al catalán que nos representa, igual que todos los demás integrantes del equipo.
Tras meses de reflexión y no haber encontrado ninguna referencia de Gerardo declarándose independentista y azote de hispanos, he llegado a la conclusión de que, al igual que en el mundo católico, hay dos tipos de españoles: los practicantes y los desviados. Si pitas a Piqué puedes estar tranquilo, eres infinitas veces más español que los que se ponen la venda en los ojos ante las inadmisibles y continuas provocaciones del central, y ten por seguro que Don Pelayo sonríe orgulloso desde su sepulcro cada vez que te da por silbar.
Recuerda siempre que gracias a gente como tú todos tienen la visión de España que tanto te duele.
Tenemos lo que nos merecemos. Igual que Gerardo, ¿no?
FUENTE: @SERGIOPF10
Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
El mejor programa de TV y Radio del Barcelona, todas las noticias del Barcelona, el mejor club del mundo, las mejores tertulias del Barcelona, en Radio Estel y en ETV Esplugues © El Penalti FCB